“El 70 % de las personas que necesitan tratamiento no van al especialista”

Diario Alto Aragón / Marzo de 2015

INMA PUICERCÚS l responsable de la unidad de adicciones de policlínica alto aragón

HUESCA.- “El setenta por ciento de las personas que necesitan tratamiento no van al especialista bien porque no saben donde acudir o por temor a que se les estigmatice o se hable de ellos al conocer sus problemas”, según la responsable de la Unidad de Adicciones de Policlínica Alto Aragón, Inma Puicercús, quien apunta que esta situación “se acentúa en ciudades pequeñas como Huesca”.

foto_inma

Formada con los mejores especialistas en materia de Tratamiento de Adicciones y psicología clínica (Hospital Quirón, El Clinic, Bonanova, entre otros), la psicóloga Puicercús lleva dieciséis años dedicada al área del Tratamiento de Adicciones.

La Policlínica Alto Aragón tiene espacios y salas de espera en las que los pacientes están en un entorno de anonimato, señala, al tiempo que apunta que en su despacho “las historias clínicas no se informatizan si no existe consentimiento del paciente”, por lo que se garantiza total confidencialidad. .

Según la experta, “las adicciones o dependencias más habituales son las que tienen relación con el alcohol, cannabis, cocaína y los ansiolíticos”, aunque “en los últimos años han aumentado, entre los adolescentes, los tratamientos relacionados con las nuevas tecnologías”.

La doctora asegura que “hay señales claras de alarma que indican cuando existe un consumo de riesgo o una dependencia”. Este es el caso de la gente que necesita más cantidad de sustancia para sentir los mismos efectos que antes, cuando la persona empieza a tener dificultades en conciliar su vida familiar y laboral, existen cambios de humor irritabilidad.

”En los últimos años han aumentado los tratamientos con las nuevas tecnologías”

En ocasiones, la persona implicada no quiere acudir al especialista y la familia o amigos son los que inician un proceso de ayuda en paralelo. Al respecto, Puicercús indica que “desde el punto de vista terapéutico y familiar se puede trabajar en mejorar las relaciones familiares y orientar a los acompañantes para que entiendan el proceso y puedan acompañar con nuevas herramientas y habilidades a la persona en cuestión”.

Respecto al alcohol, la doctora recuerda que según la Organización Mundial de la Salud “es el tercer factor de riesgo para la salud pública”. Pero, la percepción de consumo excesivo es “muy subjetiva” y los límites varían en función de las características fisiológicas, hormonales de cada ser humano, también de la edad, el sexo… “En términos generales y para que sirva de orientación, en el caso de los varones, se considera un consumo de riesgo cuando se toman de forma regular cuatro o más consumiciones de baja graduación (o dos o más de alta graduación) al día. Estas cantidades descienden a más de dos consumiciones de baja graduación (más de una de alta graduación) al día en el caso de las mujeres”.

”El alcohol es el tercer factor de riesgo para la salud pública”

No obstante, advierte, puede haber personas que estén en ries-go con consumos inferiores a los detallados, por lo que se aconseja que ante cualquier duda se hable con el profesional de la salud de referencia.