Reducción estómago sin cirugía

La Reducción de Estómago sin cirugía, también conocida como POSE, se llevan a cabo en la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad por médicos especialistas en Aparato Digestivo, Endocrinología y Nutrición y Medicina Interna.

La intervención se realiza por vía endoscópica y consiste en crear una serie de pliegues en el estomago, en concreto en el fundus gástrico , región de proporcionar sensación de saciedad, y en el antro , para dificultar su vaciado. El objetivo es reducir el tamaño y forma de la cavidad gástrica para que se sacie uno ingiriendo una menor cantidad de alimentos y al tiempo endentecer o ralentizar el vaciado para tener menos sensación de hambre entre comidas. El tiempo aproximado de la intervención es de 50 minutos y no requiere ingreso hospitalario.

La principales diferencias del POSE respecto de las cirugías de la obesidad son que el procedimiento se realiza en su totalidad por vía oral (endoscopia) por lo que no requiere ningún tipo de corte y/o incisión externa.


pose 1

Preguntas Frecuentes

¿Qué diferencia al POSE de las cirugías de la obesidad?

El procedimiento se realiza en su totalidad por vía oral mediante una endoscopia, por lo que no requiere ningún tipo de corte y/o incisión externa. Sus principales ventajas son:

  • Reducción drástica del riesgo de infección
  • Disminución de las complicaciones asociadas
  • Menos molestias post-cirugía
  • Sin ingreso
  • Ausencia de cicatrices visibles
¿En qué consiste la reducción de estómago sin incisiones?

La intervención se realiza por vía endoscópica y consiste en crear una serie de pliegues en el estómago, concretamente en el fundus gástrico, región responsable de proporcionar la sensación de saciedad, y en el antro, para dificultar su vaciado.

El objetivo es reducir el tamaño y la forma de la cavidad gástrica para que te sacies ingiriendo una menor cantidad de alimentos y enlentecer el vaciado para que sientas menos sensación de hambre entre comidas.

pose 3

¿Cuándo está indicado el POSE?

La reducción de estómago sin incisiones está indicada en aquellos casos en los que el paciente presente un Índice de Masa Corporal (IMC) desde 27 a 40 y que no ha conseguido bajar de peso con dietas y ejercicio. El POSE también está recomendado para aquellos pacientes que han recuperado peso después de haber realizado un tratamiento con balón intragástrico o que no deseen someterse a una cirugía mayor.

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

Su duración suele ser de 50 minutos, se realiza bajo anestesia general y, como se trata de una intervención sencilla y considerada de bajo riesgo, el ingreso suele ser de tipo ambulatorio. Aunque será siempre el cirujano quien determine, dependiendo de cada caso, el tiempo de hospitalización necesario.

¿Cuánto tiempo tendré que permanecer en la clínica?

La duración de tu ingreso hospitalario estará siempre determinada por el equipo de cirujanos y gastroenterólogos. La mayoría de pacientes son dados de alta a las pocas horas de la cirugía dependiendo de su evolución.

¿Cuándo empezaré a perder peso?

Tras la intervención, empezaras con un programa específico de dieta y el seguimiento por parte de tu equipo médico multidisciplinar. Como tendrás menos hambre y te sentirás saciado antes, ingerirás una menor cantidad de alimentos y tu cuerpo comenzará a quemar la energía de la grasa ya existente. La cantidad de peso que pierdas y la velocidad a la que lo hagas se verá influida por tu nivel de adhesión al programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida.

¿Cuál es el proceso de recuperación tras el POSE?

La mayoría de pacientes vuelven a su actividad normal en uno o dos días después de la intervención. Aunque siempre dependerá de tu evolución individual. Tu médico te dará una serie de pautas a seguir para iniciar el cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida. Seguir las indicaciones de tu equipo multidisciplinar es fundamental para optimizar los resultados del tratamiento y alcanzar tus objetivos.

¿Qué resultados se deben esperar?

Con el POSE podrás llegar a perder un 45%-55% de tu exceso de peso. El resultado final del tratamiento dependerá en gran medida de tu nivel de adhesión al programa de re-educación de hábitos alimenticios y de estilo de vida.