La liposucción, aspectos a tener en cuenta

La liposucción es una de las técnicas más seguras y efectivas a la hora de remodelar el cuerpo, por no decir que es la más segura. Mediante esta operación se extraen los depósitos de grasa localizada así como el exceso de piel cuando es necesario, dando como resultado un cuerpo más proporcionado.

 

Cuando se habla de liposucción quizás en lo primero que se piensa es el abdomen y cintura, pero esta intervención también se realiza con esplendidos resultados en muchas otras partes del cuerpo como son los brazos, muslos, tobillos, pantorrillas, rodillas, nalgas, caderas, espalda, pubis, senos e incluso en el cuello o las mejillas. Gracias a ella además de recuperar la figura, se gana en salud al eliminar esa grasa que no se conseguía quitar de otro modo, puesto que realmente, la acumulación de grasa en el organismo, es un foco de problemas para la salud.

 

Antes de la cirugía

 

Previo a la cirugía hay que realizar una valoración preanestésica por un especialista en Anestesiología y Reanimación para dar unas normas antes de la intervención:

 

  • Es necesario seguir al pie de la letra las pautas indicadas por los especialistas respecto a qué comer y cuándo dejar de hacerlo. Puesto que la liposucción es una intervención quirúrgica que requiere anestesia.

La anestesia será local o general en función de la zona a tratar. Normalmente suele ser general ya que la local puede resultar igualmente dolorosa. En todo momento se estará controlado por un anestesista.

 

  • Elimina el esmalte de las uñas, son un indicador para el anestesiólogo.

 

  • Si tomas alguna medicación cométaselo al anestesista pero incluso debes decirle si tomas suplementos naturales, pues ciertas sustancias podrían provocar problemas durante la liposucción. Como es el caso de sustancias que inhiben la coagulación sanguínea u otras que pueden provocar que la sangre coagule demasiado o que interfieran con la anestesia.

 

  • El tabacosiempre es un enemigo de la salud pero más aún cuando nos vamos a someter a una intervención quirúrgica. Al fumar se priva a los tejidos del oxígeno necesario y se retrasa la cicatrización, lo que puede conllevar que queden marcas. Por lo que antes y después debes evitar fumar para que la liposucción de los resultados deseados.

 

Después de la operación

 

  • El postoperatorio es diferente dependiendo de la zona tratada.

 

  • En todos los casos se recomienda llevar una dieta controlada y reposo las primeras 48 horas.

 

  • Pese a que se recomienda evitar movimientos bruscos durante la primera semana, es conveniente que nos empecemos a mover, a caminar, suavemente lo más pronto posible para evitar la formación de coágulos.

 

  • Según la zona intervenida se colocará una faja o vendaje compresivo que tendremos que llevar un tiempo.
  • Tras la intervención la zona estará hinchada y seguramente aparecerán algunos moratones, que irán desapareciendo progresivamente.

 

  • Quizás el especialista recomiende recibir algún masaje que ayude al cuerpo a readaptarse a su nueva situación.

 

  • No quedarán marcas pues la intervención se hace con un instrumental finísimo y en lugares específicos para que no se note la zona tratada.

 

  • Se recomienda ir haciendo deporte paulatinamente para que el cuerpo se recupere. Se puede empezar por tranquilos paseos, que luego pueden aumentar en el tiempo, nadar o posteriormente el deporte que cada uno prefiera.

 

  • Igualmente se debe llevar una dieta sana y equilibrada, que evite todo lo posible el azúcar, las grasas saturadas y los carbohidratos simples.

 

Es básico seguir las indicaciones que en cada caso dará el especialista en aras de conseguir los resultados deseados.

 

La liposucción no es un método para adelgazar, sino una ayuda para las personas que llevando una vida saludable no consiguen acabar con el exceso de grasa acumulada en ciertas partes de su cuerpo. Ciertamente habrá una pérdida de peso, pero ese no es su fin. Durante la operación se destruyen adipocitos, que son los responsables de que la grasa se acumule, pero hay que tener en cuenta que si en el futuro se lleva una vida desordenada, la liposucción no impedirá volver a ganar peso. Lo que sí tiene, es que tras ella no aparece el efecto yoyo que ocurre después de algunas dietas, en las que se pierde peso muy rápidamente pero pasado un tiempo se vuelve a recuperar. En el caso de la liposucción, si posteriormente se lleva una vida ordenada, con una dieta equilibrada y algo de ejercicio físico, es decir, evitar el sedentarismo, los resultados serán patentes durante años.

 

En Policlínica Alto Aragón os acompañaremos durante todo el proceso para que logréis los resultados deseados.