La afección por hongos o micosis

La afección por hongos o micosis Las infecciones por hongos están presentes durante todo el año, aunque en verano, la humedad y el calor favorecen su desarrollo. Las micosis son afecciones por parasitación de hongos en la piel, las uñas o el cabello. Es una de las enfermedades más frecuentes del ser humano. La gran mayoría de las personas, sin distinción por sexos u edades, la sufrirá a lo largo de su vida. Se clasifican principalmente en tres tipos, superficiales tanto cutáneas como mucosas, intermedias o subcutáneas y profundas o invasoras. Son muy molestas pero son fáciles de prevenir y tratar si se hace con la debida diligencia, es decir, si acudimos al dermatólogo a los primeros síntomas, que pueden aparecer en distintas partes del cuerpo, no solo en la piel sino también en las uñas, la zona genital o el cuero cabelludo. Los síntomas son progresivos, y los más comunes son: • Picazón y ardor de la zona afectada. • Manchas escamosas con los bordes elevados y levemente rojizos. • Oscurecimiento u aclaramiento de la región afectada. • Inflamación y supuramiento de la piel. • Alteraciones en la forma y tono de las uñas. • Aumento del flujo vaginal. • Caída del pelo, picazón, zonas escamosas, puntos negros en el cuero cabelludo y pelo que se rompe cerca de su zona de nacimiento. • Resquebrajamiento y dolor entre los dedos de los pies, con la piel de la zona en “carne viva”. En cuanto a sus causas: • Compartir toallas húmedas. • Utilizar ropa muy apretada. • Frecuentar ambientes húmedos como vestuarios, sin chancletas. • El aumento del calor. • El estrés, enfermedades como la diabetes y el uso prolongado de antibióticos pueden favorecer su proliferación al disminuir el sistema inmune. • Mantener relaciones sexuales sin protección. Prevenirla es sencillo, basta con tomar medidas simples que impidan la proliferación fúngica: • Mantener el cuerpo limpio y seco. • Evitar compartir objetos personales como toallas, cepillos, maquillaje, corta uñas, etcétera. • No andar descalzos en zonas húmedas y públicas. • Usar ropa de tejidos que permitan que la piel respire. • No llevar pantalones muy ajustados. Las afectaciones por hongos más comunes son: La pitiriasis versicolor. Este hongo es el más frecuente y visible en la época estival, ya que el bronceado acentúa las partes afectadas. El hongo afecta la pigmentación de la piel dando lugar a pequeñas manchas decoloradas, sobre todo en la zona de la espalda, escote, hombros o brazos. La candidiasis. En esta época también se multiplica su incidencia. Es una afección provocada por un hongo conocido como cándida y que puede afectar a distintas partes del cuerpo provocando mucho escozor, irritación y enrojecimiento. • Oral, lo que se conoce como muguet cuando aparecen manchas blancas en la boca. • Vaginales y genitales. • Es menos frecuente que este hongo afecte a la piel. El llamado “pie de atleta” que afecta principalmente a la planta del pie y la zona entre los dedos. La onicomicosis u hongo de las uñas, deja la uña amarillenta, deformada y gruesa. Es más frecuente en las uñas del pie. El tratamiento para la micosis de uña se demora porque el hongo sólo se elimina completamente cuando la uña crece. Desde Policlínica Alto Argón os recomendamos que ante la sospecha de sufrir una infección por hongos, acudáis al dermatólogo lo antes posible. Este tipo de afecciones se deben tratar rápidamente pues se extienden con mucha facilidad.

Infecciones por hongos

Las infecciones por hongos están presentes durante todo el año, aunque en verano, la humedad y el calor favorecen su desarrollo. Las micosis son afecciones por parasitación de hongos en la piel, las uñas o el cabello. Es una de las enfermedades más frecuentes del ser humano. La gran mayoría de las personas, sin distinción por sexos u edades, la sufrirá a lo largo de su vida.

Se clasifican principalmente en tres tipos, superficiales tanto cutáneas como mucosas, intermedias o subcutáneas y profundas o invasoras.

Son muy molestas pero son fáciles de prevenir y tratar si se hace con la debida diligencia, es decir, si acudimos al dermatólogo a los primeros síntomas, que pueden aparecer en distintas partes del cuerpo, no solo en la piel sino también en las uñas, la zona genital o el cuero cabelludo.

Los síntomas son progresivos, y los más comunes son:

  • Picazón y ardor de la zona afectada.
  • Manchas escamosas con los bordes elevados y levemente rojizos.
  • Oscurecimiento u aclaramiento de la región afectada.
  • Inflamación y supuramiento de la piel.
  • Alteraciones en la forma y tono de las uñas.
  • Aumento del flujo vaginal.
  • Caída del pelo, picazón, zonas escamosas, puntos negros en el cuero cabelludo y pelo que se rompe cerca de su zona de nacimiento.
  • Resquebrajamiento y dolor entre los dedos de los pies, con la piel de la zona en “carne viva”.

Causas de los hongos:

  • Compartir toallas húmedas.
  • Utilizar ropa muy apretada.
  • Frecuentar ambientes húmedos como vestuarios, sin chancletas.
  • El aumento del calor.
  • El estrés, enfermedades como la diabetes y el uso prolongado de antibióticos pueden favorecer su proliferación al disminuir el sistema inmune.
  • Mantener relaciones sexuales sin protección.

Prevención de hongos

Prevenirla es sencillo, basta con tomar medidas simples que impidan la proliferación fúngica:

  • Mantener el cuerpo limpio y seco.
  • Evitar compartir objetos personales como toallas, cepillos, maquillaje, corta uñas, etcétera.
  • No andar descalzos en zonas húmedas y públicas.
  • Usar ropa de tejidos que permitan que la piel respire.
  • No llevar pantalones muy ajustados.

Las afectaciones por hongos más comunes son:

La pitiriasis versicolor. Este hongo es el más frecuente y visible en la época estival, ya que el bronceado acentúa las partes afectadas. El hongo afecta la pigmentación de la piel dando lugar a pequeñas manchas decoloradas, sobre todo en la zona de la espalda, escote, hombros o brazos.

La candidiasis. En esta época también se multiplica su incidencia. Es una afección provocada por un hongo conocido como cándida y que puede afectar a distintas partes del cuerpo provocando mucho escozor, irritación y enrojecimiento.

  • Oral, lo que se conoce como muguet cuando aparecen manchas blancas en la boca.
  • Vaginales y genitales.
  • Es menos frecuente que este hongo afecte a la piel.

El llamado “pie de atleta” que afecta principalmente a la planta del pie y la zona entre los dedos.

La onicomicosis u hongo de las uñas, deja la uña amarillenta, deformada y gruesa. Es más frecuente en las uñas del pie. El tratamiento para la micosis de uña se demora porque el hongo sólo se elimina completamente cuando la uña crece.

Desde Policlínica Alto Argón os recomendamos que ante la sospecha de sufrir una infección por hongos, acudáis al dermatólogo lo antes posible. Este tipo de afecciones se deben tratar rápidamente pues se extienden con mucha facilidad.