Fisioterapia deportiva, cardiorrespiratoria, pediátrica, geriátrica

Especialidades de la fisiotereapia

En este artículo vamos ver algunas de las diferentes especialidades en fisioterapia.

Fisioterapia Deportiva

En esta rama de la fisioterapia buscamos ante todo la prevención de las lesiones y por supuesto su rehabilitación si se han producido, acortando los tiempos de recuperación. Los tejidos necesitan un período para regenerarse, pero ante esto el fisioterapeuta juega un papel fundamental ayudando a que este proceso sea más eficaz y por tanto rápido. Así como evitando futuras recaídas.

Por otro lado, con la fisioterapia deportiva se pretende adaptar el organismo al esfuerzo físico. Cuando empezamos a realizar un deporte, es necesario que nuestro sistema músculo esquelético se encuentre en condiciones óptimas para evitar lesiones, para ello se trabaja la musculatura y se corrigen malas posiciones.

El tratamiento es diferente en función de si es pre o post actividad deportiva, al ser los efectos perseguidos totalmente distintos. Ambas terapias son necesarias para mejorar la condición estructural y muscular del deportista.

Con la terapia preventiva logramos además de evitar posibles lesiones, mejorar el rendimiento deportivo, al dotar de mayor elasticidad y capacidad adaptativa a nuestro sistema músculo esquelético.

Las lesiones más habituales tratadas con fisioterapia deportiva son tendinitis, esguinces tobillo, de muñeca, ligamentos laterales de la rodilla, cruzados, meniscopatías, roturas de fibras, puntos gatillo, osteopatía de pubis, etcétera.

Fisioterapia Cardiorrespiratoria

Con ella prevenimos y tratamos diferentes enfermedades del sistema cardiorrespiratorio, mediante programas de rehabilitación cardíaca y respiratoria individualizados. Consiguiendo además prevenir futuras complicaciones y disminuir los ingresos hospitalarios.

Las personas que se pueden beneficiar de esta especialidad de la fisioterapia son aquellas que sufren patología respiratoria tanto crónicas:

  • EPOC
  • Asma bronquial
  • Bronquiectasias
  • Etcétera

Como agudas:

  • Neumonía
  • Resecciones pulmonares
  • Traumatismos
  • trasplante pulmonar
  • Etcétera

Así como pacientes con enfermedades del sistema cardiovascular:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Cardiopatía isquémica
  • Cardiopatía congénita
  • Valvulopatías
  • Pre y post cirugía toraco-abdominal

Y situaciones de inmovilidad prolongadas, que provocan debilidad muscular y alteración de la postura, con sus consiguientes efectos secundarios. Al favorecer el control postural, se mejora la resistencia cardio-pulmonar, la deglución, la mecánica respiratoria y el reclutamiento del diafragma. En definitiva favorece la independencia funcional del paciente incrementando considerablemente su calidad de vida.

Además, la movilización, desobstrucción de las vías respiratorias y expectoración de las secreciones, mejora la ventilación pulmonar y la oxigenación de los pacientes con problemas respiratorios, ayudando a prevenir futuras recaídas e infecciones respiratorias, muy habituales en estas patologías.

Fisioterapia Pediátrica

Rama de la fisioterapia que se encarga de tratar las patologías sufridas por los niños de 0 a 18 años, con el fin de paliar y prevenir alteraciones en el desarrollo motor o postural debidas a enfermedades o afecciones congénitas.

Trata:

  • Alteraciones traumatológicas como la luxación de cadera, plagiocefalia, acondroplasia, torticolis congénita, escoliosis, pies equino-varos o problemas posturales entre otras.
  • Niños con patologías reumatológicas como la artritis reumatológica juvenil.
  • Patologías neuromusculares como la atrofia muscular espinal.
  • La fisioterapia pediátrica es fundamental en niños que presentan síndromes congénitos o disfunciones neurológicas.
  • Así como en niños que precisen un seguimiento para evitar alteraciones en su desarrollo por haber nacido de manera prematura o con bajo peso.

Igual que en el caso de los adultos, la Fisioterapia Cardiorrespiratoria también es apta para los bebés y los niños. Estando indicada en toda patología respiratoria que curse con aumento de las secreciones provocando tos, moco, dificultad para respirar y sus consiguientes problemas secundarios en el sueño y la alimentación.

Al ayudar a movilizar de manera natural las secreciones, se observa enseguida la disminución de las secreciones.

Fisioterapia Geriátrica

Resulta fundamental para conseguir un envejecimiento saludable, ayudando a mantener la autonomía en edades avanzadas. Es un complemento esencial a la hora de tratar y prevenir diversas patologías propias de la edad, que conllevan la disminución de la capacidad funcional de la persona.

La principal causa que suele motivar la pérdida de la capacidad funcional en la tercera edad es la inmovilidad o inactividad, ocasionada por enfermedades, fracturas, accidentes vasculares o quemaduras. En muchas ocasiones, la inmovilización es el resultado de otra enfermedad no detectada y tratada en su debido momento. Cuando ocurre esto, la actividad del paciente se reduce sensiblemente y una vez que la patología se estabiliza la persona mayor debe volver a sus actividades diarias. Pero hemos de tener presente que le costará mucho más hacerlo, se sentirá y estará débil. Aquí el campo de la fisioterapia es fundamental para evitar caer en un bucle de inactividad.

Para superar estas enfermedades es importante retomar en la medida de lo posible la autonomía, evitar el dolor y favorecer su movimiento. La falta de actividad física cada vez debilitará más su tono muscular, por lo que es fundamental iniciar el tratamiento fisioterapéutico cuanto antes.

Se pueden tratar diversas patologías comunes de manera efectiva con fisioterapia en la tercera edad.

  • Desordenes en la coordinación y el equilibrio.
  • Limitaciones funcionales relacionadas con la movilidad.
  • Reemplazos articulares, fracturas de cadera, amputaciones.
  • Artritis y osteoartritis.
  • Incontinencia urinaria y fecal.
  • Enfermedades cardíacas y pulmonares.
  • Demencia, Alzheimer, Parkinson, derrame cerebral.

La fisioterapia nos ofrece a todos, según nuestras a patologías, una mejor calidad de vida con recuperaciones mucho más rápidas y eficaces. Pide cita con nuestros especialistas de Policlínica Alto Aragón en el número de teléfono 974 23 81 88 o ven directamente a vernos a la calle Pedro Sopena número 12 de Huesca.