Factores de riesgo del cáncer de mama

Factores de riesgo cáncer de mama

El cáncer de mama

El cáncer de mama es un tumor maligno en el cual las células de la mama se multiplican sin control. Cuando se producen mutaciones en el ADN, puede que las células normales se vuelvan cancerosas. En el caso del cáncer de mama, las células tumorales proceden habitualmente de la glándula mamaria, invadiendo ocasionalmete los tejidos sanos colindantes e incluso de zonas más alejadas.

Normalmente las células de nuestro cuerpo se dividen regularmente reemplazando las viejas. De este modo se asegura el correcto funcionamiento del organismo. A veces este mecanismo puede verse alterado en una célula. En este caso, tanto ella como sus descendientes empezarán a dividirse de manera incontrolada, dando lugar a un nódulo o tumor.

Con el paso de los años las mamas sufren muchos cambios

Las mamas son una de las partes del organismo que más variaciones padecen a lo largo de la vida, al estar influenciadas por los cambios hormonales femeninos, estrógenos y progesterona. Las mamas se desarrollan durante la pubertad y sufren variaciones importantes durante los ciclos menstruales, el embarazo, el posparto y la lactancia, así como en la menopausia.

La anatomía de las mamas consta de diferentes partes principales:

  • El pezón y la areola.
  • Los lóbulos y lobulillos, que son las glándulas productoras de leche.
  • Los conductos galactóforos, que conducen la leche hacia el pezón.
  • Los vasos sanguíneos, que proporcionan y retiran la sangre necesaria a los senos.
  • Los vasos linfáticos, que confluyen en pequeñas formaciones redondeadas denominadas ganglios linfáticos. Los más cercanos a las mamas están en las axilas y en los lados del esternón.
  • El tejido conectivo, que es tejido fibroso y graso que rodea y proporciona consistencia y volumen a la mama.

Factores de riesgo

El cáncer de mama puede comenzar en cualquiera de estas partes, aunque en la mayoría de los casos tiene su inicio en los conductos o en los lóbulos.

Se desconocen ciertamente las causas que pueden llegar a provocar el cáncer de mama. Pese a ello, hay determinados factores de riesgo que nos pueden predisponer a desarrollar un tumor. Hay que tener en cuenta que personas sin ningún factor de riesgo llegan a padecer la enfermedad, mientras otras, con factores de riesgo, no la desarrollan nunca.

De todos modos, es fundamental tener presentes los factores de riesgo al incrementar la posibilidad de sufrir cáncer de mama. Nos hacen más propensos, no implican la certeza de que vayamos a tener un tumor. Sólo indican cierta predisposición. Veámoslos:

El sexo. Pese a que los hombres también sufren cáncer de mama, su incidencia es 100 veces menor que en la mujer. Ser mujer es el factor de riesgo más importante. Como hemos visto las células de las glándulas mamarias de las mujeres están sometidas a estímulos constantes a lo largo de sus vidas. Variaciones hormonales que actúan como factor de riesgo.

La edad. El riesgo de contraer cáncer de mama aumenta con la edad.

Antecedentes familiares. Alrededor del 30% de las mujeres con cáncer de mama tienen un familiar que lo ha padecido. Ciertas mutaciones genéticas aumentan el riesgo de contraerlo, las cuales pueden transmitirse hereditariamente. Las más comunes son BRCA1 y BRCA2.

La probabilidad es mayor si han sufrido este tipo de cáncer familiares de primer grado, es decir, madre, hermana o hija. Pero también hay que tener en consideración los antecedentes de segundo grado familiar, como son las abuelas o tías. El riesgo aumenta si lo padecieron antes de los 50 años, así como si el familiar es varón.

Haber padecido un cáncer de mama anteriormente. Haber sufrido un cáncer de mama invasivo hace que aumente el riesgo de padecer un cáncer de mama contralateral.

Tener enfermedades benignas en la mama que presenten un aumento del número de células con alteraciones o proliferaciones atípicas.

Estos factores de riesgos no se pueden evitar. En próximos artículos veremos factores de riesgo sobre los que sí podemos actuar, así como la fundamental importancia de realizarnos autoexploraciones mamarias periódicas bien hechas.

Ante cualquier duda o incertidumbre no dudéis en contactar con nosotros, PREVENIR ES VIVIR. Llámanos al 974 23 81 88. En la Unidad de la Mujer de Policlínica Alto Aragón contamos con los medios técnicos más sofisticados y punteros, además de una atención integral de máxima calidad.