Desarrollo motor y lenguaje

Desarrollo motor y lenguaje

El lenguaje, parte fundamental del desarrollo

El desarrollo psicomotor de los niños juega un papel fundamental en el proceso de adquisición de las habilidades básicas. Su progreso adecuado es fundamental a la hora de moverse, hablar, relacionarse, identificar objetos o personas, y por supuesto, para el desarrollo del lenguaje.

El desarrollo del lenguaje es paulatino. Mínimo en sus primeras etapas, para poco a poco, ir adquiriendo más importancia a medida que el niño va madurando en su conjunto. No debemos olvidar que el desarrollo de sus capacidades va unido a su relación con el entorno.

En este artículo vamos a hablar del lenguaje como parte integral en el desarrollo en los niños.

EL LENGUAJE VERBAL COMO PARTE DEL DESARROLLO INTEGRAL DEL NIÑO

Las características progresivas del modo en que se desarrolla el lenguaje verbal en los diferentes niveles de edad, están estrechamente vinculadas con las diferentes etapas de desarrollo integral del niño. Así vemos adscritas la evolución del lenguaje a diferentes aspectos:

  • El proceso de maduración del sistema nervioso

Tanto central (SNC) como periférico. Estando muy relacionados sus progresos, con el desarrollo motor en general y con el desarrollo del aparato fonador en particular.

  • El desarrollo cognoscitivo

Comprende desde la discriminación perceptual del lenguaje hablado, hasta la función que engloba los procesos de simbolización y el pensamiento.

  • El desarrollo socioemocional

Resultado de la influencia del medio sociocultural, de las interacciones del niño y las influencias recíprocas.

El desarrollo del lenguaje implica el funcionamiento adecuado y coordinado de las estructuras nerviosas centrales, de los órganos fonadores y sensoriales, así como de capacidades psicológicas, intelectuales y afectivas.

Para que se produzca el habla es necesario llevar a cabo movimientos precisos de la lengua, los labios, el paladar, la laringe, los pulmones,… Pero además, para que los niños puedan expresarse adecuadamente, es necesario que sus capacidades intelectuales y necesidades afectivas se encuentren igualmente desarrolladas.

ETAPAS EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

De acuerdo con todo esto, dividimos el desarrollo del lenguaje en dos etapas principales:

  1. Etapa pre-lingüística

Conocida también como etapa preverbal. Comprende los primeros 10 a 12 meses de edad. Se caracteriza porque la expresión buco-fonatoria apenas tiene un valor comunicativo.

Durante esta etapa, que abarca el primer año de vida, la comunicación que establece el niño con su medio, que suele ser la familia y especialmente su madre, es de tipo afectivo y gestual. De ahí que para estimularlo lingüísticamente de manera adecuada, la madre, el padre o cuidadores, deben utilizar, junto con el lenguaje afectivo y gestual, el lenguaje verbal.

La palabra debe acompañar siempre al gesto en las actividades realizadas con los niños en esta etapa.

La etapa preverbal hasta hace poco tiempo despertaba escaso interés entre los especialistas, pero gracias a investigaciones actuales, hoy sabemos que tiene un valor relevante y trascendental en la configuración de las bases del desarrollo lingüístico, puesto que tanto las expresiones vocales (sonidos o grupo de sonidos de simple significación) como las expresiones verbales (sonidos, grupos de sonidos, palabras aisladas, etc.) influyen de modo determinante en el desarrollo posterior de la comunicación lingüística del niño.

  1. Etapa lingüística

Este período se inicia con la expresión de la primera palabra, a la que se le otorga legítima importancia, como primer anuncio del lenguaje cargado de un propósito de comunicación que es.

Sin embargo, no se puede decir con precisión cuándo empieza. Cuándo este anuncio del lenguaje se precisa y confirma, cuándo se puede hablar de la “primera palabra”. Los estudios al respecto se basan principalmente en las informaciones que dan normalmente las madres, por ello la fecha de su aparición está diversamente fijada.

Hay que señalar, además, que usualmente las niñas empiezan a hablar un poco antes que los niños. Por otro lado, aparte del sexo, y tomando como referencia las peculiaridades individuales, un niño puede demorarse más que otros en una etapa pero pasar rápidamente por otra, condicionando de este modo la aparición de la primera palabra en los niños en cronologías distintas.

No obstante, los diferentes especialistas estiman que la mayoría de los niños, tal vez el 90 % de ellos, dicen sus primeras palabras cuando tienen torno 15 a 18 meses, pese a que esta afirmación no es concluyente por las razones anteriormente expuestas.

De allí que la etapa lingüística se considere en forma amplia, desde aproximadamente el primer año de edad, pasando de las variadísimas emisiones fónicas del período prelingüístico, a la adquisición de los fonemas propiamente dichos en el plano fonológico. Igualmente se produce el perfeccionamiento semántico y sintáctico de las palabras a medida que el niño va creciendo.

 

Dentro de unos parámetros temporales, cada niño adquiere el lenguaje de manera diferente. Si os surgen dudas respecto a la evolución del lenguaje de vuestros hijos, no dudéis en contactar con nuestra Unidad Infantil en el 974 23 81 88 o venid directamente a la calle Pedro Sopena número 12 de Huesca. Es fundamental tener presente que una intervención temprana, en caso de ser necesaria, favorecerá su desarrollo global.