¡Anímate a patinar sobre hielo!

¡Anímate a patinar sobre hielo!

Patinar sobre hielo, un deporte de moda

Actualmente está muy de moda el patinaje sobre hielo. La pista de hielo más famosa de la provincia y una de las mejores de España es sin duda la ubicada en el Pabellón de Hielo de Jaca, donde muchos de nosotros hemos pasado divertidas jornadas, que esperábamos con ilusión. Hoy en día ya es habitual poder patinar en muchas ciudades, donde con la llegada del invierno, y la cercanía de las Navidades, instalan pistas de patinaje sobre hielo en las plazas.

Si nunca se ha patinado sobre hielo, en un principio puede dar algo de reparo, y es conveniente, como en todo deporte, ser precavido. En primer lugar se debe asumir que nos vamos a caer más de una vez al principio, y por eso es fundamental aprender a caerse. Las caídas son una parte más de la actividad y tienen su técnica. Una vez asumido esto, uno de los puntales del patinaje es el equilibrio y la concentración. Con estos, una vez hayamos conseguido relajarnos, veremos como ya casi ni nos caemos y encima lo pasamos en grande.

También ayuda a desprenderse del miedo y lanzarse a la pista, hacernos a la idea que para poder patinar, necesitamos deslizarnos sobre el hielo. Pero el hielo no resbala tanto como parece. Pensemos por ejemplo en los cubitos de hielo cuando los cogemos del congelador, no están resbaladizos, sino ásperos y pegajosos.

Así que ¡A patinar! Porque el patinaje, además de divertido, es un deporte muy completo. Permite ejercitar prácticamente todo el cuerpo, fortaleciendo sobre todo la parte inferior además de trabajar el equilibrio, la coordinación, la agilidad mental, los reflejos y la motricidad. Con su práctica ganamos masa muscular y ejercitamos, sin que sufran, las articulaciones de las rodillas y tobillos, gracias al mínimo impacto que se ejerce sobre ellas.

Pese a que las lesiones graves son raras en el patinaje, una caída puede tener consecuencias si no se usa casco y no se es consciente de que en la pista hay otras personas. Siendo comunes las colisiones sin grandes perjuicios.

El patinaje sobre hielo, un deporte de moda y muy completo

El patinaje, además de divertido, es un deporte muy completo.

Consejos para empezar a patinar sobre hielo

Debemos usar ropa ligera que nos mantenga calientes, nos permita mover sin complicaciones y que no absorba la humedad al caernos. Hay que tener en cuenta que el cuerpo se irá calentando con la práctica. Otro aspecto importante son los calcetines, mejor que no sean de algodón, dejan los pies fríos y húmedos. A la hora de elegir los patines solicita exactamente el número que uses habitualmente y verifica que estés cómodo con ellos. Sujétalos bien para evitar lesiones en los tobillos, y ten cuidado con que no cuelguen los cordones. Por supuesto deberás llevar guantes, estaría bien rodilleras y no olvides el casco.

Antes de lanzarnos a la pista se debe realizar un calentamiento, sobre todo estirar las piernas y practicar la estabilidad. Hacernos con la sensación de llevar los patines puestos y tratar de mantener el equilibrio.

Una vez en la pista siempre se debe seguir el sentido del resto de patinadores. Al principio es mejor no intentar comenzar a deslizarnos nada más entrar en pista. Deberíamos cogernos al borde y realizar movimientos lentos, sin rigidez, hasta que cojamos confianza y seamos capaces de sostenernos en pie, manteniendo el equilibrio por nosotros mismos, sin necesidad de sujeción.

Si creemos que vamos a caer, no hay que agarrarse a nadie, pues caeríais ambos. Es mejor doblar las rodillas y caer de lado. No intentar resistirse pues se podría caer con las manos y lesionarse las muñecas. Una vez caigas enseguida coloca las manos en tu regazo, para evitar que otro patinador te haga daño.

Para levantarse, no hay que hacerlo con los dos patines apoyados en el hielo a la vez, resbalarías, primero una pierna y luego otra. Un truco que ayuda a estabilizarse cuando se siente que se va a caer es flexionar un poco las rodillas e imaginar que se agarra firmemente una barandilla a la altura del pecho. Las caídas es natural que sucedan, pero caer con la técnica adecuada evitará lesiones.

A la hora de patinar no intentes hacerlo como se anda. Para patinar uno debe deslizarse sobre los pies. Primero sobre uno y luego sobre otro, cambiando el peso del cuerpo coordinadamente, en forma de V para darse impulso. Flexionando las rodillas y manteniendo el peso sobre los talones. El cuerpo deberá permanecer erguido pero sin rigidez.

Saber frenar también es muy importante. Para ello se debe ir parando suavemente, si se puede, con los pies juntos, sepáralos y sacar un patín hacia un lado. Tampoco se debe mirar al suelo, mantener la cabeza levantada ayuda con el equilibrio y evitar chocar con otros patinadores.

En Policlínica Alto Aragón nos gustan los deportes de invierno al reportar grandes beneficios para la salud, pero hay que tener en cuenta que son más exigentes y requieren precaución y preparación.